Órtesis Dinámicas Sensoriales (ODS) – ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

 

 

Formas parte de esas personas que típicamente etiquetan de “torpe”: ya que chocas con los marcos de las puertas, llevas una cucharada de alimento a tu boca y simplemente terminas untando dicho alimento en tu nariz, llevas un vaso de refresco natural de las mejores naranjas recién exprimidas hacia ti, pero terminas vaciando el contenido en tu camiseta nueva; te dicen que el baño está al fondo a la derecha, pero te introduces a la primera puerta a la izquierda; estás corriendo y te tropiezas con el pie de tu compañero del costado; evitas abrazos porque sueles, si los das, dar unos abrazos apretados o con “golpes” un poco efusivos…

Te desorientas por las calles al atardecer a pesar del “waze”, mapas, brújula y estrellas; suelen molestarte profundamente los olores de perfumes, desodorantes y hasta algunos “suaves” aromas, en aquella terapia de relajación, que finalmente no logró captar la atención de tu sistema parasimpático.

Sientes los multi-sonidos al unísono, si escuchas hablar a más de alguna persona a la vez, perdiste la conexión en el aquí y el ahora; guardas una cajita con tus “tijeras para eliminar etiquetas de vestuario”, ya que son factor de no lograr poner esa prenda que tanto quisieras ponerte para la fiesta de graduación; los calcetines son guardados al reverso, ya que sueles ponértelos así, para que las costuras queden hacia afuera.
Ingresas al cine con lentes para el sol, porque no resistes demasiado los juegos lumínicos en tus pupilas; a veces te da por separar los alimentos por colores, texturas, consistencias y otros, ya que es la manera en que logras digerir ciertos nutrientes vitales; y puede que la licuadora sea tu fiel compañera…

Tanta anécdota que se pudiera comentar…

Pero puede que en tus primeros años eras la típica infante que parecía pieza de museo de cera o aquélla que no lograban que quedara en quietud “dentro del salón convencional”, eras aquella que de pronto sus expresiones parecían susurros o que estuviera transmitiendo cual megáfono mensajes para que los escuchara hasta la educadora del salón a 500 mt de distancia o algún ser del espacio planetario universal…
Solían tildarte de “raro” “extravagante” “despistado” “en su mundo” “en el cielo” “desconcentrado” o por el contrario “Híper-concentrado” entre tanta creatividad para dar nombres y clasificaciones de “etiquetas”… Eras de aquellas personas que solían llamar la atención, o simplemente nadie se daba cuenta siquiera de que estabas allí…

 

La que trabajar en manualidades podía ser tu pasión, siendo capaz de rebalsar un tarro de pintura en tu cuerpo; o eras de las personas que te pasaban una arcilla y esta terminaba en una pared, moldeada como una verdadera “plasta”, por tu lanzamiento dinámico desmedido.
Tu caligrafía es de aquellas que entran a competir con las de recetas médicas y no destacan por ser mejores que un jeroglífico previo a la piedra rosetta…

De pronto tu cuerpo tiene movimientos incontrolables, involuntarios, contracciones, espasmos, hormigueos, no lo sientes, “tus articulaciones suenan cual instrumento musical”, “eres la que sufre de calambres”, “estás en la reunión de presentación de tu mejor proyecto e inicias un hipo incontrolable, que ni con apnea en las profundidades del caribe o 5 litros de agua cristalina se detiene”… A veces respiras al más puro estilo “lobo marino”, como intentando rescatar una cuota de oxígeno vital.

Eres de aquellas personas que toda su vida se ha sentado posturalmente de manera incorrecta y suelen decir “alinea la espalda”, “saca pecho”, “aprieta tu vientre”, “pon los hombros hacia atrás”, “tu cuello parece que tiene algo”, “no te sientes en W”, “no te acuestes en la silla”, “siéntate bien”, “deja de mover las piernas”, “no saltes”, “te balanceas demasiado, quédate tranquila”, “quédate quieta”, “pareces momia”, “es perfecta, tan tranquila”, “no vino” (Y estás justo sentada al lado de la persona que lo dice), y cuanta cosa fuera de la curva de gauss (out of gauss); siempre en los extremos, que luego evalúan supuestos, que a veces no llaman la atención, otras veces pueden ser de gran impacto y muchas veces equívocos; finalmente terminas siendo “particular”…

Todo ello, puede tener un camino complejo, difícil, poco alentador; junto a la búsqueda de “dar un nombre” (odiseas diagnósticas, que a veces tiene aspecto de calvario o borrar karma en una vida)…

Y donde el cableado de conexión entre médula, cerebro, nervios, músculos, articulaciones, fascias, etc… Más bien puede parecer un ovillo de cables anudado ciego, que envía mensajes arrítmicos y descoordinados entre las partes y la totalidad…

Todas estas vivencias, son mucho más comunes de lo que crees y pueden afectar a un número bastante elevado de PERSONAS, pudiendo evidenciarse en resultantes diagnósticas como éstas:

  •  Accidente cerebrovascular / ictus
  • Ataxia cerebelosa.
  • Autismo (Espectro Autista).
  • Colagenopatías.
  • Daño cerebral adquirido.
  • Disautonomía.
  • Disfunciones de integración sensorial.
  • Distonías.
  • Distrofia muscular.
  • Dolor crónico.
  • Esclerosis múltiple.
  • Espina Bífida.
  • Fatiga crónica.
  • Hiperlaxitud ligamentosa.
  • Hipermovilidad articular.
  • Hipersensibilidad sensorial.
  • Hipotonía persistente.
  • Inestabilidad articular.
  • Lesión medular.
  • Parálisis cerebral.
  • Síndrome de piernas inquietas.
  • Síndromes de Ehlers Danlos.
  • Síndrome de Rett.
  • TDA/H.
  • Trastornos hereditarios del tejido conectivo.
  • Entre otras cuantas más…

Pero no decaigas, todo lo anterior tiene vías que pueden generar grandes cambios y mejoras en la calidad de vida, disminuir considerablemente los signos y síntomas; con terapias complementarias y ayudas técnicas de órtesis dinámicas sensoriales, que están diseñadas para mejorar la calidad de vida de las personas con un tono postural inadecuado, está pensada para aumentar la coaptación y la presión en el tejido conectivo subcutáneo, para llevarlo a un rango adecuado, ayudando a aumentar la capacidad de control sobre los movimientos voluntarios e involuntarios, gracias al feedback somatosensorial apropiado, junto a una idónea alineación musculoesquelética, aportando a la estabilidad y control postural, mejorando a su vez, las habilidades funcionales de la persona.

 

Las órtesis dinámicas sensoriales, no limitan el rango de movimiento (a menos que sea específicamente indicado para ello); la compresión de las articulaciones, normalizan el tono muscular y reduce los movimientos involuntarios, espasmos, contracturas u otros.

Las órtesis dinámicas sensoriales, pueden ser utilizadas en las distintas partes del cuerpo, tanto del tronco, como sus extremidades. Asociadas al uso de otros tipos de órtesis y/o vendajes neuromusculares, los efectos pueden combinarse y aumentar el control de los movimientos, propioceptivo, sensorial y postural. A su vez, el control de la marcha y de las extremidades superiores/inferiores; incluso la fatiga, dificultades respiratorias, y, en casos de dolor crónico, éste puede reducirse de manera significativa.

Las órtesis dinámicas sensoriales, mejoran el balance articular, favorece la simetría corporal y estabilidad central, mejorando la funcionalidad de las extremidades superiores, la calidad del movimiento, la precisión en la motricidad fina, aumentan la velocidad en la motricidad gruesa, ayudan a normalizar el tono y mejoran el esquema corporal; evitan la retracción articular y las deformidades asociadas a un mal alineamiento articular, no producen atrofia muscular y se pueden llevar constantemente, incluso en tratamientos de larga data.
El traje debe ajustarse lo suficiente como para que permita la movilidad, sin interferir en la circulación sanguínea o en la mecánica respiratoria; puede que los primeros días de utilización, deje algunas zonas rojas. Al principio estos cambios pueden ser sutiles, que son la base para una mejoría, a lo largo de los siguientes meses, para cambios notorios.

Las órtesis dinámicas sensoriales, funcionan gracias a que tienen una combinación de estructuras únicas sobre la órtesis, que estimulan el movimiento efectivo y la independencia.

  • Refuerzos estratégicos.
  • Revestimiento biomecánico.
  • Alta calidad de materiales y elásticos.
  • Fabricación de alta calidad.

Algunos de los objetivos funcionales:

  • Aumentar los estímulos sensoriales y propioceptivos (el reconocer el cuerpo en el espacio).
  • Corregir la alineación de las articulaciones y del sistema musculoesquelético.
  • Mejorar el control postural y el esquema corporal.
  • Favorecer la simetría corporal y la estabilidad central, mejorando la funcionalidad de las extremidades superiores.
  • Mejorar la calidad de los movimientos de extremidades (Superiores e inferiores).
  • Facilitar la ejecución de las actividades de la vida diaria.
  • Estimular el movimiento dinámico.
  • Mejorar la percepción sensorial.
  • Reducir el dolor.
  • Prevenir las contracturas y posibles intervenciones quirúrgicas.
  • Los casos en los que no sea posible utilizar órtesis rígidas.
  • Reducir las reacciones relacionadas.
  • Entre otras…

***Se pueden utilizar en combinación con otras órtesis y vendajes neuromusculares.
***Y por supuesto, es recomendable utilizar paralelamente a las Terapias individuales.

Las órtesis dinámicas sensoriales se pueden encontrar en CEIR Medical, que es representante para Chile de la marca PCO Dynamics, marca proveniente de Polonia.

Para más detalles de las órtesis dinámicas sensoriales PCO Dynamics, puedes hacer click en el siguiente enlace: https://ceir.cl/ortesis-dinamicas-sensoriales-2/

 

 

 

*Texto redactado por Caterina Trabucco de Multiverso Phi, para CEIR Medical.

Contacto: +56 9 32399354 contacto@ceir.cl

Contáctanos por Whatsapp!